Search
  • Isol

El Gran Privilegio de Ser Diferente

Si prefieres escuchar en vez de leer oprime abajo o aquí.



Vivimos en un mundo lleno de personas que no se cansan de predicar el amor, la compasión, la aceptación y la individualidad. Un mundo que te invita a ser único y diferente, un mundo que promete amarte y aceptarte como eres, siempre y cuando tu autenticidad cumpla con los estándares sociales predominantes. En cuanto expreses algo que va en contra de la narrativa, ese amor, compasión y aceptación ya no te aplican a ti y te conviertes en la oveja negra.


¿Te has encontrado en esta situación? ¿Te ha pasado que un día realizas que has vivido tu vida entera tratando de complacer a los demás, para luego darte cuenta de que no solo no has complacido a nadie, pero que te has olvidado de ti?

Si es así, esto es para ti. Hoy vamos a hablar de El gran privilegio de ser diferente.


Una breve historia


Había una vez una niña que por razones de la vida creció siendo muy insegura. Cuando era muy pequeña, perdió a su familia biológica y fue criada por otra familia a la que nunca logró sentir que pertenecía. En esta familia se le recordaba frecuentemente lo diferente que ella era a los demás y a modo de chiste de mal gusto, se le decía que debía ser culpa de sus genes.


Como cualquier niño que no recibe amor ni validación en su núcleo familiar durante la infancia, ella creció siendo muy insegura. Esto la llevó a tratar de agradar y complacer toda su vida pues creía que esta era la única forma de ser amada y aceptada.


Mientras fue creciendo, se fue dando cuenta que algo faltaba en su interior. Se sentía perdida, no sabía quién era, no sabía cómo ser, siempre estaba buscando un modelo para imitar. Una voz interior le decía que eso no era normal, y este despertar de la conciencia la llevó a buscarse a ella misma.


Leyó libros, meditó, encontró personas en su camino que la ayudaron y pudo conocerse. Se vió y se amó infinitamente.


Este amor y esta seguridad que comenzó a sentir por ella, le dieron la fuerza para levantarse y pararse derecha. Le dieron el valor para expresar lo que piensa sin miedo y a decirle las cosas a las personas de frente. Le dieron el coraje para hacer sólo lo que quiere hacer y la sabiduría para dejar atrás las culpas. La hicieron una mujer fuerte y poderosa.


Pero esto también vino con sus consecuencias. La llamaron loca cuando se expresó en contra de la sociedad, le dijeron egoísta cuando aprendió a decir no, la consideraron egocentrista cuando empezó a ponerse primero a ella.


Al principio se sintió rara, y creyó que no pertenecía este mundo. De pronto, muchos como ella se le empezaron a acercar. ¡Eran iguales! Se dio cuenta que se alejaron unos cuantos, pero encontró a muchos otros.

Entonces, perdió el miedo a perder, y dejo ir, dejo ir a todo el que voluntariamente se alejaba, y abrió las puertas para recibir lo nuevo que llegara a su vida. Lo que vibrara como ella, era bienvenido.


Y fue por fin cuando empezó a ser feliz.


Moraleja de esta historia:


No se puede lograr mucho en esta vida, empezando por una de las cosas más importantes que es ser feliz en tu cuerpo, si no nos aceptamos.


Conclusión


Cuando no nos gusta lo que le aparentemente le gusta a la mayoría, existen grandes probabilidades de que tengamos problemas para aceptarnos como somos y tratemos de ocultar nuestra verdadera esencia.


Y no hay soledad más grande que vivir desconectado de uno mismo.


Recuerda siempre que los cambios más importantes para la humanidad no los han llevado a cabo manadas de ovejas.

Los cambios grandes para la humanidad, lo mayores avances y descubrimientos los han hecho personas que de una manera u otra, eran bien diferentes a la mayoría.


Atrévete a ser tú sin miedo. Libérate de ataduras, tabúes, mentiras y manipulaciones. Abraza tu esencia y comienza a brillar.


Abre la puerta, y deja ir al que quiera irse, pero recuerda dejarla abierta, te prometo que van a llegar muchas cosas y personas bellas y nuevas a tu vida.


-Isol

©2020 by Isol Fernández. Proudly created with Wix.com