Sin Papel y Sin Miedo

corona virus, coronavirus, covid19, cuarentena, encerrados, estados unios, la vida, no salgas a la calle, quedate en casa, vida,

Estamos definitivamente viviendo unos momentos difíciles. Encima de eso, nos están bombardeando con información (no siempre cierta) por todos lados. Reina la incertidumbre y no hay papel de toilet, aloe vera gel, ni alcohol.

A pesar de que en momentos así trato de mantenerme enfocada y alejarme de la desinformación que se brinda en las redes sociales, me he visto presa del estrés con esto del Coronavirus.

La primera vez que de verdad me vi estresada fue el pasado viernes cuando, como de costumbre, fui a hacer mi compra semanal al supermercado y me percaté que no había papel de inodoro (todavía no entiendo esto).

 Me puse ansiosa, no porque me fuera a morir sin papel de inodoro, me causó ansiedad saber que la gente que me rodea está totalmente fuera de control y están causando escasez para los demás, sin necesidad.

Luego de dar par de vueltas conseguí papel de inodoro en una gasolinera, pero seguía ansiosa, o sea, el problema no era el papel. Así estuve con los nervios de punta todo el día y parte del sábado hasta que me di cuenta de que el virus sí me estaba afectando, física y mentalmente. Tenía dolor de cabeza, palpitaciones y esa terrible ansiedad.

Hoy la historia es otra, estoy tranquila, serena y confiada. No tengo miedo ni estrés. ¿Qué hice diferente?

Alejarme de las Redes Sociales

La gente comparte y publica cosas que ni siquiera son ciertas. Increíble que en esta era de la tecnología a nadie le interesa corroborar nada y aunque yo sepa que lo que se comparte no es cierto, leerlo y verlo publicado me causa ansiedad. Así que estoy limitando mi acceso a las redes sociales, solo entro a la página de mi blog.

Seguir Instrucciones

En el lugar que yo vivo, las autoridades locales nos han indicado que evitemos lugares con grandes conglomeraciones de gente, nos lavemos las manos, no tosamos encima de nadie (lamentablemente hay gente que hace esto) y que salgamos lo menos posible. Esto más sencillo no puede ser.

Pero las personas andan publicando: “cuarentena”, “cuarentena”, creando un estado de alarma y preocupación, como si estuvieran presos y fueran a morir de hambre o algo. Mire, a usted lo que le pidieron fue que no saliera de su casa a menos que fuera una emergencia, cójalo con calma.

Dedicarle Tiempo a Cosas que Me Enriquecen

Estoy aprovechando este tiempo para escribir, leer (estoy leyendo este libro, está muy bueno), hacer ejercicios, cuidarme la piel, meditar, ver televisión. Cada cual sabe lo que le gusta y qué puede hacer, este es un bueno momento para dedicarnos a eso.

Todos nos preocupamos y es normal, pero perder la calma y caer en el descontrol no conduce a nada. Crear escasez de cosas como mascarillas, por ejemplo, afecta a los médicos que tienen que trabajar con pacientes que sí las necesitan.

Es momento de relajarnos, reflexionar, tener precaución, solidaridad y sobre todo de cooperar.

Isol

Follow

Comentarios