Moda Lenta, Moda con Consciencia


Hoy traigo un tema un poco diferente sobre algo que me viene llamando la atención hace más de un año y a lo que me he ido moviendo poco a poco.  Tiene que ver con moda y se le conoce en inglés como Slow Fashion, en español lo llaman Moda Lenta.



La Moda Lenta es básicamente esto, en vez de comprar muchas piezas de ropa económicas (que duran poco) porque están baratas, o porque están de moda o porque sentimos el impulso de comprarlas… Se trata de comprar piezas un poco más caras, de buenas telas, bien hechas y clásicas que nos puedan durar mucho tiempo. Piezas que no pasen de moda rápido y podamos combinar de diferentes maneras.

Ya saben a qué me refiero cuando digo piezas económicas, de moda y por impulso… Me refiero a esta camisita que conseguimos a precio súper especial y nos las pusimos dos veces y después nos dimos cuenta de que ni siquiera nos gustaba tanto o nos quedaba tan bien… Y no la volvemos a usar jamás.

Todos hemos pasado por eso, lo sé.  La Moda Lenta se puede definir sencillamente como moda con consciencia. 



¿Y cuál es el propósito de la Moda Lenta?

·         La moda lenta disminuye el ritmo de las compras y el consumo.

·         La moda lenta es una opción de estilo de vida natural.

·         La moda lenta es consciente.

·         La moda lenta es más atemporal que la moda rápida que cambia constantemente.

·         La moda lenta tiene una visión a largo plazo en lugar de la visión a corto plazo de la moda rápida.

·         La moda lenta se trata de calidad en lugar de cantidad: prendas que pueden durar años o incluso toda una vida.

·         La moda lenta es intencional.

·         La moda lenta es holística y considera todo el ciclo de vida del producto.

·         La moda lenta es sostenible y no ve los productos como desechables.

·         La moda lenta es ética y mira las conexiones entre las cosas: las materias primas, el medio ambiente, el trabajo humano, etc.



Estos propósitos del Slow Fashion fueron los que me hicieron interesarme en el tema.  Primero, el medio ambiente.  Estar botando ropa y cosas constantemente no es ser responsables con el planeta en el que vivimos. 

Según Ayesa Berenblat fundadora de Remake, se estima que en USA se envían (anualmente) 13 billones de toneladas de ropa a los vertederos en donde se sientan durante 200 años. 

La moda lenta no viene solamente a simplificarnos la vida si no también a ayudar a trabajar con esta situación que es bastante seria si en realidad nos preocupa el medio ambiente.

Segundo, yo tenía un clóset lleno de una cantidad infinita de piezas de las que solo usaba el 20% y siempre estaba con la cantaleta de “no tengo nada que ponerme”.  Me paraba todos los días a mirar el closet pensando por qué tenía toda esa ropa que había comprado (no sé por qué) y que ni siquiera me gustaba tanto.

¡Aquí viene la parte interesante!

Cómo movernos al Slow Fashion

1. Haz una lista de las piezas básicas que necesitas en el clóset.  En este enlace vas a encontrar información sobre las piezas que son esenciales para nuestro guardarropa básico. Hay muchas páginas y personas que hablan sobre esto, busca la que más te guste

Puedes ajustar el guardarropa básico a los tonos que te gusten, tu estilo, etc.  Yo soy bastante sencilla así que este ejemplo es perfecto para mí,  pero busca el tuyo. Recuerda que esto es solamente una idea para que puedas partir de ahí. Pinterest es buenísimo para conseguir ideas.

2. Saca toda la ropa de tu clóset.  TODA.  Vas a dejar a un lado el sentimentalismo y vas a ser 100% honesta contigo misma para el siguiente paso.

3. Vas a dividir la ropa en cuatro categorías

Ropa con la que te vas a quedar
Ropa que vas a regalar, donar o vender
Ropa que necesitas arreglar
Ropa que necesitas botar

4. El último paso es poner para atrás en tu armario las piezas con las que has decidido quedarte y hacer una lista de lo que te falta para completar tu guardarropa.  Esta lista la vas a llevar contigo cuando vayas de compra y te vas a enfocar en ella.

En este proceso, si te sientes indecisa sobre qué hacer con algunas piezas te puedes hacer las siguientes preguntas:

¿Me encanta como me queda?
¿Me siento cómoda con la pieza?
¿Me lo he puesto en el último año?
¿Se puede arreglar?
¿De verdad me gusta esta pieza?
¿La puedo combinar y usar con las otras piezas con las que me voy a quedar?

Guía para comprar conscientemente 



1. Calidad sobre cantidad. 
No todos tenemos el mismo presupuesto para comprar ropa, así que este paso va a depender de tu capacidad para comprar.  Pero se pueden conseguir buenas cosas a excelentes precios. Vamos a mirar con detenimiento lo que vamos a comprar.  Por ejemplo, si es un blazer o chaqueta vamos a ver de qué tela está hecho, si tiene forro adentro, si se ve de calidad etc.

2. Clásico antes que a la moda
El Slow Fashion existe para contrarrestar el Fast Fashion que no es otra cosa que el cambio constantes de cosas que están de moda.  Para mantenerse al día, las cadenas de ropa entonces hacen piezas baratas, que no duran y que pasan de moda bien rápido. Podemos no caer en esta trampa comprando piezas clásicas de calidad que nos duren mucho tiempo y con las que siempre luzcamos elegantes y bien vestidos. 

Invierte en las piezas básicas que necesitas primero.  De ahí te puedes ir moviendo a añadir cosas adicionales para variar tus looks.

3. Descubre tu estilo. 
Esto parece sencillo, pero no lo es.  Yo me di cuenta que me pasaba comprando cosas que nunca me ponía y la razón principal es que no eran mi estilo.  Hay muchos YouTubers que te pueden ayudar con esto.  Una de mis favoritas Alyssa Beltempo, en este video ella da ideas de cómo descubrir nuestro estilo. Ella, Use Less y Audrey Coyne son mis favoritas.  Pero hay muchas y muchos más, busca la que te guste a ti personalmente.

Importante

Antes de comprar algo nos vamos a hacer estas preguntas:  

¿Me siento ESPECTACULAR con esta pieza de ropa?
¿Me queda cómoda? 
¿La puedo combinar con las cosas que ya tengo en mi closet? 

 Si no te sientes espectacular, ni cómoda y encima, no la puedes combinar las posibilidades de que le des mucho uso son bien pocas.  

Comprar de segunda mano

Esta es una excelente manera de ayudar al medio ambiente y de conseguir piezas buenas de marcas que suelen ser caras a mejores precios. 



Hay muchos lugares donde puedes buscar, por ejemplo, Asos Marketplace, RestitchEbay, ThredUp, EtsyThe Real Deal y Poshmark.  También puedes comprar en tiendas locales que vendan prendas de segunda mano y nunca subestimes los Goodwill... Se pueden conseguir piezas de ropa buenas en muchas ocasiones.   


Cuidar de nuestra ropa 

                                     

Este paso también es súper importante.  Usualmente no cuidamos nuestra ropa apropiadamente.  La echamos en la lavadora, le ponemos detergente, la secamos con el calor más fuerte y listo. En algunas ocasiones la dejamos en la secadora un buen ratro antes de guardarla.

Aquí algunos pasos sencillos para empezar a cuidar mejor de nuestra ropa:

1.       Verifica siempre las etiquetas que indican el cuidado apropiado para la pieza.
2.       Vira la ropa de adentro hacia afuera antes lavarla.
3.       Divide el laundry por colores, telas y cuidados necesarios.
4.       Usa el ciclo delicado de tu lavadora.
5.       Lava con agua fría. Lee más aquí sobre esto.
6.       Trata de secar tu ropa al aire natural.
7.       Si vas a secar la ropa en la secadora usa el calor mínimo posible.
8.       Lava a mano las cosas bien delicadas.
9.       Trata de usar la ropa más de una vez antes de lavarla.
10.   Escoge un detergente suave y no eches en exceso
11.   Escoger los ganchos adecuados para colgar tu ropa.

Por si no lo sabías, la secadora es una de las cosas que más destruye nuestra ropa.  Además,  nos corremos el riesgo de que las piezas se encojan, pierdan su forma, se vayan desgantando y más.  En este artículo te demuestran cómo secar la ropa en la secadora la va deteriorando con más rapidez.

Yo sé que es práctico y rápido secar en la secadora, pero si podemos buscar otra alternativa especialmente con piezas delicadas debemos hacerlo.  Y si vamos a usar la secadora no debemos secar la ropa de más, debemos usar el menor calor posible y colgarla o doblarla enseguida el ciclo termine.

Conclusión

La moda lenta te va a simplificar la vida a la hora de escoger que ponerte, vas a cooperar con el medio ambiente y te garantizo que siempre vas a lucir elegante, bien vestido y con ropa que se ve y te queda bien.

Para los que se han quedado pensando ¿Pero, y eso es todo?  ¿Me voy a poner la misma ropa todo el tiempo? 

No. Para nada.  Este es otro tema en el que voy a entrar más adelante pero pueden ir viendo los videos de las personas que recomendé Alyssa Beltempo, Use Less y Audrey Coyne para que vayan conociendo lo que es el capsule wardrobe o closet de cápasulas. 

Brevemente explico que el  capsule wardrobe se trata de tener estas piezas básicas de las que hemos hablado hoy pero también vamos a tener diferentes piezas que vamos a ir guardando, sacando y cambiando en las diferentes temporadas para darle vida y variedad a nuestros outfits.  Más adelante voy a escribir sobre esto.

Posdata

 Pronto voy a probar una nueva alternativa al detergente llamada Eco Egg  Estoy esperando terminar el detergente que tengo para probarlo.  Además de ser una alternativa ecológica ayuda a preservar nuestra ropa. Les cuento luego cómo me va.  

Comentarios

Entradas populares