¿Valen la pena los faciales hechos en casa?


¡Sí!  Una vez a la semana, a menos que sea una de esas en las que no me sobra tiempo para nada, trato de hacerme un facial en casa.

Me gusta porque es la manera más efectiva de limpiar profundamente mi piel y deshacerme de impurezas y sucio que no se eliminan con la limpieza diaria. 

También me encanta porque el vapor es súper beneficioso para la piel y aprovecho para extraer espinillas y puntos negros.

Por si no lo sabías, aplicar vapor facial a nuestra cara tiene muchos beneficios.  Entre ellos se encuentran los siguientes:
  • Limpia profundamente la piel al dilatar los poros.
  • Ayuda a la piel a eliminar toxinas.
  • Puede ayudar a prevenir el acné.
  • Hace que las espinillas y puntos negros sean más fáciles de extraer.
  • La mascarilla o tratamiento que apliques al final va a penetrar mejor.
  • Activa la circulación de la piel ya que hace que los vasos sanguíneos se expandan.
  • Mejora tu respiración. (Inhalar el vapor ayuda a limpiar las fosas nasales).

 ¿Cómo hago mi facial?

Aquí te explico paso por paso.


1. Lavo la piel con mi jabón para la cara

En este paso no vamos a tratar de exfoliar, pero debemos asegurarnos de lavar nuestra piel bien para que no haya ningún rastro de maquillaje o productos.  Vamos a ser gentiles en esta limpieza pues después del vapor usaremos un exfoliante mecánico o scrub.

Este es el jabón que estoy usando ahora. He mencionado antes que no soy product loyal en este departamento y que me gusta probar y cambiar.

Este limpiador de Garnier, Skin Active Gentle Sulfate Free Face Wash es bueno.  Me ha gustado. No me reseca la piel, su olor es agradable, los ingredientes son bastante buenos y no contiene sulfatos.

¿Lo volveré a comprar? No sé.  Tal vez cuando se termine tenga deseos de probar otro. Pero, si lo has estado mirando y no sabes si comprarlo, es muy bueno, te lo recomiendo.




2. Aplico vapor

¡Me encanta el vapor!  Les voy a enseñar lo que compré para este paso, pero de igual manera, si no tienes esta herramienta puedes hervir agua en una olla y cuando la saques del fuego cubres tu cabeza con una toalla, la pones sobre la olla y dejas que tu piel reciba todo ese vapor.

Yo estoy usando este Ionic Facial Steamer que conseguí en Amazon y estoy muy contenta con el producto.  Tiene una botellita que llenas de agua, lo prendes y te sientes tranquilamente unos 10 minutos a recibir el vapor. 


3. Exfoliación mecánica

Este paso lo uso para eliminar todas las células muertas.  Se le conoce como exfoliación mecánica cuando utilizamos algún tipo de scrub.  Ya he hablado antes de los beneficios de la exfoliación diaria y sobre la exfoliación mecánica.  Si quieres, puedes ir a este enlace para verlo.

En este paso trato de eliminar todas las células muertas. Aquí me tomo mi tiempo y me exfolio bien la piel de la cara el cuello y el pecho.  Este es mi exfoliante favorito de Nip+Fab y se llama Glycolic Fix Scrub.  Cuando lo uso —no exagero— literalmente veo las células muertas caer de mi piel.



 4. Extracción de espinillas

En este paso hay que tener cuidado.  Si tienes algún barrito o algo que esté infectado debes ser cauteloso, los profesionales recomiendan que no debes tocarlo.  En este enlace hay información de la American Academy of Dermatology referente a este tema. 

Argan Oil Shampoo artnaturals
Yo extraigo mis espinillas porque usualmente son puntos blancos o negros que no me ponen en ningún tipo de peligro. Uso dos kleenex, me siento frente a mi espejo de aumento y ahí paso un buen rato extrayendo impurezas. 

Gracias al vapor, estás espinillas están blanditas y son más fáciles de sacar.  Cuando termino enjuago mi cara bien y estoy lista para el siguiente paso.

5. Mascarilla

Aquí puedes decidir si quieres hidratación o si estás necesitando limpieza más profunda para que decidas que tipo de mascarilla prefieres usar.

Yo tengo varias mascarillas.  Últimamente he estado usando más que nada la mascarilla hidratante pero hoy —hoy me toca el facial— voy a usar en la zona T mi Indian Healing Clay Mask.


Esta mascarilla tiene casi cinco estrellas en Amazon — con más de 18,000 reviewsy cientos de personas han hecho videos hablando de ella y de sus beneficios. 

Para mí, es muy fuerte si la uso en toda la cara, así que usualmente la aplico solo en la zona T y quizás en los pómulos, donde se acumulan la mayoría de las impurezas en mi rostro

Es bien interesante... Las instrucciones indican que se debe mezclar con vinagre o agua y palpita en tu piel después de que te la pones.  Yo la recomiendo especialmente para personas con problemas de acné.  En esta página, una mujer explica cómo esta mascarilla la ha ayudado con el acné.

La mascarilla hidratante que estoy usando en estos momentos se llama Freeman Beauty Infusion Mask Hydrating Cream. Como bien lo dice el nombre, su textura es cremosa y la aplicas en tu piel para hidratarla.  Yo estoy encantada con ella, siento que mi piel queda bien hidratada después que la uso.  Hoy la voy a usar cuando me quite el Indian Clay Mask.  

5. Facial Ice Roller

Por último, llegó el momento de cerrar los poros. ¡Ahhh! Este facial ice roller, no sé si tenga las palabras para describir cuanto lo amo.

La cabeza se desprende del mango y siempre la tengo en una ziplock en mi freezer.  Trato de usarlo una vez a la semana, primero que nada, porque se siente divino, y segundo por todos los beneficios que tiene para la piel.

Este maravilloso instrumento aumenta la circulación, cierra los poros, le da firmeza a la piel —la piel alrededor de mi mandíbula está más firme desde que lo uso.  Si amaneciste hinchada, esto no tiene precio,  pues reduce las bolsas en los ojos y la inflamación.

Por otro lado, si tienes un evento especial, nada como este roller para preparar tu piel para el maquillaje. Es algo similar a lo que hace la esteticista de Alicia Keys para preparar su piel para eventos especiales.

Al final del facial aplica tus productos de belleza como de constumbre y listo. 

Conclusión

Nada va a reemplazar un facial profesional en un lugar bueno.  Pero entre facial y facial, podemos hacer esto en casa para ayudar a nuestra piel a estar en las mejores condiciones posibles.

Recalco en un lugar bueno porque una vez fui a un sitio donde sencillamente siento que boté el dinero. Por eso antes de invertir nuestro tiempo, dinero y —más que nada— de poner nuestra preciada piel en manos de alguien, debemos investigar bien y buscar referencias.

¡Hora de mi facial! ¡Que tengan un maravilloso día!


Comentarios