La verdad sobre las cremas hidratantes (Y por qué es probable que no las necesites)


Hace tres años que no uso cremas en la cara y no creo que vuelva a usarlas. 

Primero, es bastante difícil conseguir cremas que no tengan ingredientes que no son buenos para nuestra piel, como por ejemplo: silicón, alcohol, preservativos, aceites minerales o poliinsaturadas.  Y no solo es difícil conseguir una buena crema, es una paso adicional a mi rutina y para mí es innecesario. Nunca noté un cambio en mi piel usando cremas.

Como compartí en este artículo, dejé de usar cremas hace tres años cuando escuché a Melissa —Melissa55 en YouTube— decir que no usaba cremas porque “ponían su piel vaga” y dejaba de hidratarse ella misma. Cuando vi ese video dejé de usar cremas inmediatamente e hice mi primera  cita en el dermatólogo para conseguir Retin A.


En ese entonces, los otros productos para el cuidado de la piel que tenía eran mi suero de vitamina C, mi protector solar y mi aceite favorita, Emu Oil.  Así que me empecé a defender con eso solamente —que no está nada mal.

Por una semana, solamente usé mi suero de vitamina C día y noche.  Luego, desengaveté el Emu Oil y me lo empecé a aplicar de noche solamente. Puedo decir que quizás los primeros dos días me sentí rara por no estar usando crema hidratante, pero mi piel se empezó a acostumbrar bien rápido.

Mi rutina para el cuidado de la piel ha cambiado mucho desde ese entonces —ya uso Retin A diariamente y he añadido otros productos— pero ese pequeño cambio empezó a darle brillo a mi piel.  De verdad que recuerdo esos días de usar solamente vitamina C, protector solar y aceite con un cariño especial porque fue un cambio bien importante para mí.

Recuerden que todo esto lo hice como un experimento basado en el video de Melissa, pero cuando en realidad vi que mi piel se veía y sentía mejor, me dediqué a investigar.

Desde  que tenemos uso de razón, nos han estado diciendo que lo que nunca debe faltar en nuestra rutina para el cuidado de la piel es una buena crema hidratante.  

Durante mi investigación descubrí —hasta dermatólogos están de acuerdo (en este link se expresa el Dr. Zein Obagi)— que parece ser que las cremas hidratantes no son otra cosa que un producto que en la gran mayoría de los casos no es necesario y que está “overrated”.

Aquí  las cosas más importantes que descubrí durante mi investigación:

Las Cremas Hidratantes Pueden Hacer el Proceso Natural de Exfoliación de Nuestra Piel Más Lento


Nuestra piel se exfolia naturalmente.  Las células que están en las capas internas de la piel se van moviendo hacia afuera hasta que llegan a la superficie.  Ahí se mueren  —y se caen— entonces tenemos piel más fresca con células nuevas.

Las cremas pueden hacer este proceso más lento por que mantienen esas células muertas pegadas a la superficie de la piel en vez de dejarlas caer.  

Esto causa que nuestra piel se vea opaca y seca —exactamente lo contrario que queremos lograr.  Queremos que nuestra piel exfolie bien para tener células frescas en la superficie. 

Las Cremas Pueden Ocasionar Que Tu Piel Se Deje de Hidratar Naturalmente

Según esta dermatóloga, Dr. Rachael Eckel, solamente un 15% de las personas —genéticamente hablando— tienen piel seca.  Dice que el resto de nosotros tenemos piel normal y no necesitamos cremas hidratantes.

Ella menciona en este artículo de Daily Mail que nuestra piel está equipada para hidratarse ella misma, pero cuando le ponemos crema hidratante dos veces al día —en la mayoría de los casos— se pone vaga.  

Las células que están en la parte superior de la piel comienzan a decirle a las células de la parte de abajo que no necesitan que las hidraten porque están bien hidratadas.  Como resultado, las células de la dermis se “duermen”, entonces nuestra piel se vuelve dependiente de la crema hidratante, se reseca y pierde elasticidad.

En este artículo se explica en detalle cómo nuestra piel se hidrata ella misma. 

Las Cremas Pueden Hacer Tu Piel Más Sensible

Parece ser que cuando aplicas crema hidratante a la piel esta puede alterar el balance entre proteínas, agua y lípidos.  Esto debilita su barrera protectora natural la cual está destinada a protegernos de bacterias e irritantes externos, y a la vez nos mantiene hidratados y conserva los nutrientes.  Además, cuando la barrera que cubre nuestro cuerpo está comprometida, puede causar desde resequedad y deshidratación hasta sensibilidad y arrugas

Este estudio demuestra cómo usar cremas hidratantes con ciertos ingredientes puede causar pérdida de agua transepidérmica y comprometer la barrera proctectora natural de la piel. 

Las Cremas Pueden Tapar los Poros

La mayoría de las cremas hidratantes contienen siliconas ¿Por qué?  Porque es un filler barato y temporeramente causa la ilusión de hidratar la piel. 

La silicona se sienta en la parte superior de la piel y crea un sello que atrapa sucio, aceites y células muertas que no hacen otra cosa que tapar tus poros y hacerlos grandes.  Aquí puedes leer sobre lo que me ha funcionado para reducir los poros.

Esto también puede causar acné e interfiere con la capacidad que tienen nuestras células de regenerarse.

¿Cómo Liberarte de las Cremas?

Yo lo hice de un día para otro y no me arrepiento. 

Comencé a usar Emu Oil por los increíbles beneficios que tiene y porque el Retin A —a pesar de su eficacia para el cuidado de la piel— me estaba resecando en algunas partes de cara.  Esto lo solucioné cambiando la potencia del Retin A de .1% a  .05%, pero no he dejado de usar el aceite.  

¿Qué Puedes Hacer?

Primero – Debes estar dispuesta a pasar el periodo de transición que se estima es de cuatro a seis semanas.  Es posible que al principio sientas que tu piel se deshidrata más, pero créeme, a menos que seas de ese 15% de personas con piel genéticamente seca, tus células van a comenzar a producir hidratación.

Segundo- Busca un suero o aceite que te guste.  Hay muchos en el mercado.  Recuerda irte por el lado más natural posible y buscar aceites que no tapen los poros y sean compatibles con el sebo natural de los humanos.  El aceite no debe ser mineral o poliinsaturada (PUFAS).  Mi prefereida es Emu Oil y en segundo lugar Squalane.

Tercero – Usa un jabón hidratante para la cara que ayude a preservar la capa protectora de la piel.  En ese momento estaba usando CeraVe.  A mi me gusta probar diferentes jabones, regularmente los cambio pero CeraVe es muy bueno.  Dejé de usarlo porque personalmente prefiero jabones que no sean en crema.

Cuarto -Haz de la exfoliación parte diaria de tu rutina. Ayudar a nuestra piel a sacar esa capa superior de células muertas es una excelente idea y da resultados maravillosos.  Una buena opción es este exfoliante de Nip + Fab -mi preferido- que además tiene ácido glicólico.  Recuerda que después de los 25 años el proceso de exfoliación de la piel se va haciendo cada vez más lento y es bueno darle una ayudita. 

Conclusión

No es necesario usar cremas hidratantes.  Piel seca y piel deshidratada no son lo mismo.  Nuestra piel puede estar seca —y en la mayoría de los casos es genético— y no deshidratada.  O sea, la piel seca es un tipo de piel y la piel deshidratada es una condición.  Los síntomas son parecidos pero no son lo mismo.

Si tienes la piel seca puedes usar algún aceite o suero que te ayude a quitarle la resequedad. Igual sucede con la piel deshidratada, con la diferencia que la piel deshidratada es algo temporero causado por factores externos o internos y lo podemos corregir.  Factores externos pueden ser el sol, el clima, beber alcohol en exceso, no tomar suficiente agua y más. 

Es así, piel seca = piel que no produce sebo, piel deshidratada = piel a la que le falta agua.  

Las cremas populares en el mercado casi nunca son la solución en ninguno de los casos.  Debemos recurrir a sueros hidratantes o aceties que quiten la resequedad y ayuden a conservar la hidratación. 
Hay muy buenos sueros hidratantes y excelentes disponibles para cuidar de nuestra piel. 

El Emu Oil tiene la capacidad de penetrar las capas de la piel proveyendo hidratación.  Este aceite es mi favorito por tantas razones.  Entre ellas están que se parece al sebo humano, hidrata la piel, quita la resequedad, no tapa los poros, reparara el tejido, sirve para  tratar el acné y la rosácea, disminuye estrías y cicatrices, es antiinflamatorio, ayuda al crecimiento del pelo y puedo seguir aquí por un buen rato diciendo todos los beneficios que se le atribuyen.  

En este enlace te ayudan a determinar si tu piel está seca, deshidratada, las dos o ninguna. 

Me sorprendió mucho este antes y después de una mujer que dejó de usar cremas.  El artículo dice que su rutina para el cuidado de la piel consistía de un limpiador facial, toner y crema hidratante.  Ella cambió su régimen a uno sin cremas y con exfoliantes y la apariencia de su piel después del cambio es totalmente diferente. 

*Mis oponiones son personales, basadas en mi experiencia, investigación y con los productos que uso.  No están patrocinadas. 


Comentarios