Frownies - Una excelente alternativa al Botox o Dysport



Si eres como yo… De esas que fruncimos el ceño cuando reímos, cuando lloramos, cuando estamos felices, cuando no lo estamos… Cuando hace mucho sol y cuando hay sombra… Hasta cuando soñamos… Este producto te va a gustar.

Les presento a Frownies


Frownies es la alternativa al Botox o Dysport que yo uso para suavizar y evitar esas líneas que se producen entre nuestras cejas, esas que se conocen en inglés como los “11’s”.  Esas que cuando éramos más jóvenes se estiraban y volvían a su lugar pero que con el tiempo se van quedando marcadas.   Hay diferentes tipos de Frownies para diferentes partes del rostro.  Yo al momento solamente uso el que está diseñado para los 11’s y las líneas que se forman en la frente.

Llevo dos años usando Frownies para dormir y este es mi review


Frownies no te va a paralizar el músculo -como lo hace el Botox- pero sí mantiene esa parte estirada mientras duermes o durante el día si estás en casa.  Esto logra que las líneas no se sigan formando y entrena el músculo para que deje de estar tan activo.

Al principio me parecía que el efecto era temporero y que a las pocas horas ya tenía esa parte del ceño marcada otra vez, y así era.  Pero con el tiempo, cada vez ese músculo se mueve menos y las líneas se han ido aplanando.

¿Qué es Frownies?


Frownies son unos pedacitos de cartón muy fino o papel muy firme con una pega al dorso que mojas y lo posicionas encima del músculo que quieres paralizar.  Antes de ponerlo le das un leve masaje al músculo, lo estiras y te pones el Frownies que ya has humedecido.  Debes sostenerlo por unos segundos hasta que esté pegado con firmeza.  Yo lo coloco en posición de diamante como puedes ver en esta foto y me mantiene estirado el ceño y la frente mientras duermo.



Historia de los Frownies


Frownies fue inventado en el 1889 por Margaret Kroesen.  Esta señora los creó en aquel entonces para su hija y dicen que este era el secreto de belleza de las divas de Hollywood del ayer y muchas de hoy.  A mi me parece un buen producto y una excelente alternativa al Botox o Dysport.

Personalemente no me gusta el estilo de cara paralizada que dejan el Botox o Dysport y encuentro que la duración de sus efectos -a mí me duraba alrededor de tres meses- en comparación con el precio no era meritorio.

Por otro lado, una caja de Frownies con 144 adhesivos -si contamos que uso dos por noche- me da para 72 noches y no cuestan más de $20.

Conclusión


El precio es tan económico que vale la pela probar Frownies.  Comprar una cajita, ver si te gusta y cumple con tus necesidades.  La inversión es mínima, la invasión ninguna y si mantenía a esas divas del ayer hermosas por qué no darle la oportunidad y descubrir si es algo que nos puede ayudar a seguir bellas. 

Si deseas probar Frownies yo los compró aquí hace dos años.

*Mis oponiones son personales, basadas en mi experiencia con los productos que uso y NO están patrocinadas. 

Comentarios